“Vosotros, en cambio, os habéis acercado al MONTE DE SION” La palabra de Dios dice en el libro de los hebreos que nosotros NO nos hemos acercado a un monte que se puede tocar, ni a tinieblas,