Gozando de la vida con Dios

¿Alguna vez te has sentido decepcionada, desanimada o quizás agobiada por algún problema? 

Ana es una mujer que vive en tristeza y decepción porque no pudo obtener el puesto de trabajo que tanto anhelaba. Ella está pasando por momentos difíciles en su vida; piensa que para obtener un buen trabajo ella tendría que tener influencias. Ella está permitiendo que sus sentimientos tomen el control sobre ella.

Es común en estos días que sentimientos como los que está experimentando Ana también estén embargando los corazones de muchas personas; No se dan cuenta que mientras mas sigan anidando estos sentimientos, serán  víctimas de fracasos porque los sentimientos son inestables. 

La voluntad de Dios no es que vivan en estas clases de sentimientos. El desea que sus vidas estén llenas de gozo y libres de toda opresión, porque El nos creó para llevar una vida plena de paz y gozo. Filipenses 4:4  Estén siempre llenos de alegría en el Señor. Lo repito, ¡alégrense!

¿Saben ustedes quién nos quita el gozo cada día? El diablo, es quién nos llena la mente de fracasos y mentiras.  No permita que el enemigo le robe su gozo. Si Jesucristo está en usted,  de seguro que tendrá gozo. La Palabra de Dios nos dice en  Juan 10:10 que el propósito del ladrón es robar y matar y destruir; sin embargo, Dios nos dice que Su  propósito es darnos una vida plena y abundante.

Si usted se mantiene en pensamientos tristes, desalentadores o deprimidos, eso no le cambiará la vida. Tome una actitud positiva ante los quehaceres diarios; de esa manera podrá tener gozo. Nunca te quedes callado ante la dardos que el enemigo lanza a tu mente contrarrestalo con la misma Palabra de Dios como lo hizo Jesús cuando fue tentado después de haber ayunado 40 diías y 40 noches. David dijo una vez : Tú vienes contra mí con espada, lanza y jabalina, pero yo vengo contra ti en nombre del SEÑOR de los Ejércitos Celestiales, el Dios de los ejércitos de Israel, a quien tú has desafiado.

Si confías en Dios el te dará el deleite, el regocijo y las fuerzas que necesitas diariamente y así  mejorarás  tu vida. Toma hoy la decisión de gozar la vida con Dios y podrás decir junto con El Rey David «Me regocijaré en el Señor»