DIOS NO TIENE PREFERIDOS

Muchos han dejado que el favoritismo sea parte del  diario vivir  y de igual manera piensan que Dios  tiene favoritismo o preferidos. La Biblia es muy clara cuando nos dice que, “Dios no hace acepción de personas”. La siguiente ilustración basada en el libro de Jonás nos muestra que Dios  nos ama a todos por igual y que es un Dios bondadoso y lleno de misericordia.

Dios le ordena a Jonás  ir   a Ninive el cual era un pueblo cruel y desobediente y decirle que se arrepintieran. Ninive era considerado extremadamente cruel y usaba  métodos de tortura inhumanos. Jonás al estar al tanto de la crueldad de este pueblo no quería ir porque no deseaba que Dios los perdonara. Al contrario, el pensaba que la destrucción de Nínive sería un alivio para Israel mostrando con esto favoritismo. Sin embargo, cuando Dios ve que la gente de Nínive se habían convertido de su mal camino, cambió de parecer y no llevó a cabo la destrucción que les había anunciado. ¿Por qué lo hizo Dios? Jonás lo declara muy bien cuando dice: “bien sabia que tú eres un Dios  bondadoso y compasivo, lento para la ira y lleno de amor, que cambias de parecer y no destruyes.” Como podemos ver, Dios se compadeció de este pueblo lleno de maldad porque se arrepintió.

Querido oyente, no importa lo que hayan dicho de ti, que eres malo, que no mereces el perdón de Dios, que no puedes ir a la iglesia hasta que no dejes, lo que muchos llaman malos hábitos. Si bien es cierto que Dios no le gusta las cosas mal hechas, también es cierto que te ama. El nos quiere a todos por igual y lo demostró muriendo en la cruz del calvario para que así obtuviéramos la salvación. No importa lo que hayas hecho; ven que  El te ama y te está mmmmmmqesperando porque El no tiene preferidos.