Frank Almonte nos habla de los resultados de la obediencia a Dios. Cuando obedecemos a Dios, El nos bendice.

Fuente