Notice: wpdb::prepare ha sido llamada de forma incorrecta. La consulta no contiene el número correcto de marcadores (2) para el número de argumentos pasados ​​(3). Por favor, visita Depuración en WordPress para más información. (Este mensaje fue añadido en la versión 4.8.3). in D:\WEBDATAONLINE\Frankalmontee\Frankalmonte_Backup140520\wp-includes\functions.php on line 4986
Un corazón limpio – Frank Almonte
top

Un corazón limpio

 

Un corazón limpio

camino al crecimiento espiritual

 

La Palabra de Dios nos dice en Mateo 5:8 que: “Bienaventurados  los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios. ¿Se ha preguntado usted alguna vez, de dónde salen nuestros malos pensamientos, las malas actuaciones,  y las rebeliones?  Nuestro Señor Jesucristo hablando con sus discípulos les decía  “Lo que sale del hombre, eso contamina al hombre,  porque de dentro, del corazón de los hombres, salen los malos pensamientos, los adulterios, las fornicaciones, los homicidios,  los hurtos, las avaricias, las maldades, el engaño, la lujuria, la envidia, la calumnia, el orgullo y la insensatez. Todas estas maldades salen de dentro y contaminan al hombre.

Es  bueno aclarar que cuando la Biblia habla de corazón, no se está refiriendo a ese músculo que está en el centro de nuestro pecho y que palpita sin cesar de día y de noche desde que estábamos en el vientre de nuestra madre hasta el día que dejamos de existir en este mundo.  La Biblia se está refiriendo sencillamente al «alma», «al ser interior», al lugar donde se anidan las emociones, los pensamientos, lo mas profundo del ser; es lo que nos mueve tanto  a usted como a mí a  pensar, a actuar, a tomar decisiones y a obrar.  Eso es el corazón del hombre espiritualmente hablando.  Por consiguiente, someter nuestro corazón a una operación quirúrgica para quitar todas esas impurezas sería imposible a menos  que el bisturí sea dirigido por el mejor de todos los cirujanos; el médico por excelencia – Jesucristo, el Hijo del Dios viviente. El es el único que puede limpiar tu corazón de toda maldad y de todo engaño.

El hombre no puede limpiar su corazón por si mismo debido a su naturaleza pecaminosa. La sociedad no puede cambiar al hombre. Esta se  ha dado cuenta que el hombre siempre tiende a hacer el mal, pero a sabiendas,  se ha propuesto buscar formas de lidiar con su conducta. Sin embargo, a causa de su incapacidad se ha visto forzada a aceptar ciertos comportamientos que salen del corazón del hombre. Vemos que el adulterio es aceptado como «aventuras», el rencor es tratado como una condición emocional, la avaricia como progreso, y la homosexualidad es aceptada como una conducta alterna.

 

Definitivamente, el hombre para mantener su corazón limpio necesita ser regenerado; necesita una transformación «interna» total que cambien sus acciones externas.  El hombre está en necesidad de una regeneración total y completa. El  Espíritu Santo, nuestro Paracleto, nuestro Ayudador, se encargará de ayudar al hombre que esté dispuesto a mantener su corazón limpio y así agradar a Dios.  Por eso es indispensable que en todo tiempo le pidamos a Dios que escudriñe nuestro corazón, y que pruebe nuestros pensamientos para poder crecer y vivir una vida plena en el espíritu.

 

Guardemos nuestro corazón porque de el mana la vida

 

 

 

Frank Almonte

Su pastor personal
El pastor, Frank Almonte es un reconocido comunicador y productor de medios de comunicación cristianos de la ciudad de Nueva York, donde junto con su esposa Rosemary, han estado pastoreando el Centro Cristiano Adonai por más de veinticinco años. Es Doctor en Divinidades de la Universidad Cristiana Logos en Jacksonville, Florida y en Filosofía (PhD) de Texas University of Theology. Es también entrenador y mentor en The John Maxwell University. Su pasión por ensanchar el Reino de Dios lo ha motivado a escribir varios libros, entre ellos, Gobierno Apostólico y Riquezas de las Naciones.